Conferencia

Tanto en nuestra vida profesional como en nuestra vida privada es necesario desarrollar nuestras habilidades de comunicación.

No sólo el discurso (el qué decimos) es importante, sino la manera que tenemos de comunicarnos. Este “cómo” determina la forma en la que somos percibidos por los demás, 

Nuestra voz es la impronta más profunda que dejamos a una persona, tanto es así que en numerosas ocasiones somos reconocidos por nuestra voz

Pero, ¿Sabemos utilizar con eficacia este recurso?  Hay muchas variables a tener en cuenta el tono de nuestra voz, la cadencia, la entonación, el uso de las pausas, resonancias… Si no somos conscientes de estos aspectos podemos lograr el efecto contrario, rechazo, incongruencia con nuestro discurso, apariencia de mentir…

El objetivo es trabajar esta habilidad para que nuestra voz nos proporcione un reconocimiento a atributos de calidad, amabilidad, sinceridad y profesionalidad. Conseguir vender nuestro producto o servicio, convencer, hacer sentir bien a la otra persona. Todo un viaje de autodescubrimiento personal.

Se puede conseguir un gran cambio desde un trabajo natural conectado con el autentico ser que llevamos dentro.  Por tanto la voz es parte fundamental cuando creamos nuestra marca personal.